El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.
03Noviembre2014
PDFImprimirE-mail
Redacción

SEMANA DE LA CIENCIA EN EL LÁZARO GALDIANO

Hieronymus Bosch Elrollohigienico

"Hacer visible lo invisible" es el programa de visitas guiadas que ofrece el Museo Lázaro Galdiano con motivo de la XIV Semana de la Ciencia, un recorrido que desvelará cómo conocer "la esencia" de algunas de las obras más emblemáticas de la Colección Lázaro Galdiano. Las visitas, gratuitas, tendrán lugar los días 5, 7,12 y 14 de noviembre a las 12.00 horas, y darán a conocer cómo la técnica permite "leer" la pintura bajo los trazos maestros en las obras de destacados artistas.

Con la ayuda de tecnologías como la radiografía, la reflectografía, la macrofotografía o el estudio de pigmentos, podemos saber la manera de trabajar de cada artista; desde la preparación del lienzo o el tipo de pincelada que aplicaba, conociendo los "arrepentimientos", las dudas en la composición, los materiales, el color, etc. La Ciencia ayuda a profundizar en el proceso creativo de cada obra y a adentrarnos en las peculiaridades de la forma de trabajar de cada autor.

"Hacer visible lo invisible" recala en obras como La Era o el Descendimiento, de Francisco de Goya; La Comunión de Santa Teresa, de Juan Martín Cabezalero; y los retratos femeninos pintados por Sofonisba Anguissola y Juan Carreño de Miranda, entre otras tantas obras maestras. Sus radiografías y reflectografías infrarrojas, efectuadas en parte por los técnicos del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), desvelan aquello que el ojo, por sí mismo, no ve.

Una de las obras más representativas de la Colección, Las meditaciones de San Juan Bautista, pintada por El Bosco, fue recientemente objeto de estudio realizado por el equipo de investigación de la Fundación Bosch Research and Conservation Project. La macrofotografía del lienzo, obtuvo imágenes captadas con cámaras de luces visibles e infrarrojas, mostrando detalles desconocidos de las diferentes capas que componen la pintura.

Posteriormente, la aplicación de técnicas de esteromicroscopia permitió conocer, aún más de cerca, "la construcción de la obra", corroborando lo que ya había desvelado, en 1995, estudios radiográficos llevados a cabo por los técnicos del IPCE: tras la carnosa planta que ocupa el centro de la composición se esconde la figura de un donante.

Otras de las curiosidades que desvelará la visita es el resultado que arrojaron las radiografías del Retrato de Doña Inés de Zúñiga de Juan Carreño de Miranda. La pintura había sufrido modificaciones importantes, especialmente en el rostro, peinado, joyas y parte superior del traje; todo hace pensar que la concepción inicial del retrato fue transformada para adecuarse al cambio en la moda.

La tecnología aplicada al Arte nos ayuda a revalorizar la obra de un artista, a realizar correctas atribuciones, detectar falsificaciones... En definitiva, a cambiar el rumbo de la Historia del Arte.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Última actualización el Nov092014